CONDESITA

SÓLO SI BROTA LA FLOR NACE EL FRUTO

Condesita es la belleza del aceite temprano, la calma de un paseo entre nuestros olivos centenarios y esa libertad que sólo da el campo.

+ información

CONDESITA

SÓLO SI BROTA LA FLOR NACE EL FRUTO

Condesita es la belleza del aceite temprano, la calma de un paseo entre nuestros olivos centenarios y esa libertad que sólo da el campo.

+ información

EL

PRODUCTO

Aceite aromático, armónico y equilibrado con un frutado medio que recuerda a tomatera, plátano verde y hoja de olivo.
Un zumo de aceituna verde y herbáceo con mucha personalidad, fluido y dulce en boca con gran persistencia y retrogusto a frutos secos como la nuez y almendra verde.
Con el amargor y picor característico de la variedad picual.

LA

HISTORIA

Nuestro nuevo nombre es la delicadeza que encontramos en la naturaleza, en la floración del olivar y en el minucioso proceso de elaboración de nuestro aceite.

Un Aceite de Oliva Virgen Extra de variedad Picual, recolectado y elaborado por mujeres el primer día de cosecha de la mano de la nueva generación de Conde de Argillo.

LA

FLORACIÓN

Cuando hablamos de Condesita lo hacemos también de la primavera, el momento en el que nuestros olivos se tiñen de blanco y se asoman los primeros botones florales.

EL

ENVASE

Un diseño diferente, en tonos verde agua y serigrafía en blanco. En un envase elegante en el que prima la sencillez y el cuidado de cada detalle con mucho cariño.
Condesita ensalza aquello que da lugar al fruto, a las «madres» de las aceitunas: las flores.
Porque sólo si brota la flor nace el fruto.

LEGADO

Seguimos contando una historia, nuestra historia. Pero lo hacemos de una forma diferente, llenando de vida e ilusión cada esquina de la finca Arroyovil, de la mano de la nueva generación de Conde de Argillo, heredera del amor por el olivar y de la pasión por el AOVE.